Archivo de la etiqueta: incendios

El extintor de incendios: Un amigo que no debe faltar

El pensamiento común entre nosotros es que el extintor sólo se necesita en empresas o en las industrias, vemos cómo se colocan en establecimientos comerciales para cumplir con las exigencias de permisología, es uno de esos artefactos que no son agradables a la vista, pero es lamentable que no se coloque por lo que de verdad representa. Cuando se le necesita es que nos damos cuenta de su utilidad y se agradece el que haya estado al alcance.

Un extintor es un artefacto diseñado para apagar fuegos, sobre todo cuando estos son pequeños a moderados. Son sumamente efectivos cuando se les sabe utilizar en la fase inicial de un incendio.
Según el agente extintor que contienen los hay de varios tipos, pero queremos comentarle sobre uno, el cual nos sirve para los tipos de incendios que puedan ocurrir en nuestros hogares, se trata del extintor de polvo químico seco: ABC, utilizado en el combate de incendios, provenientes de materiales combustibles, tales como: madera, papel, cartón, cauchos, plásticos termoestables y sustancias de combustión rápida (gasoil) en espacios al aire libre.

Nota: Mantenga siempre presente que un extintor portátil es efectivo en la fase inicial de incendio.

He aquí unos consejos para el mejor funcionamiento del extintor.

1. Ubique el extintor lo más cercano posible, bájelo y colóquelo en el piso, en posición vertical.
2. Rompa el precinto y retire el pasador de seguridad.
3. Retire la manguera y pruebe el equipo cerca del área del incendio con una ligera presión.
4. Diríjase al lugar del incendio y colóquese a una distancia prudencial (1,5 a 2 metros).
5. Presione la manilla para descargar el agente extintor e inicie la extinción del incendio.
6. Combata el incendio en la misma dirección del viento, de espalda a la salida del lugar.
7. Dirija la boquilla o manguera del extintor a la base del incendio, con movimientos de lado a lado, en forma de abanico.
8. Una vez extinguido el incendio, retírese de frente (al lugar del incendio), nunca de espalda.
9. Notifique telefónicamente al Especialista de Riesgos Laborales y Ambientales regional y espere su visita.

Nota: Antes, durante y después de extinguir el incendio (al momento de retirarse), observe siempre el entorno del área donde se produjo el mismo, de esa manera verificamos si el incendio no se propagó a otras áreas.

Relacionados: Extintor polvo ABC, Extintor Co2, Caja extintor, señal extintor.

El desafío primordial para salvaguardar la vida en un incendio

Aunque los incendios en centros de reunión desocupados representan un riesgo mínimo para la seguridad de la vida, estos pueden terminar provocando una pérdida material considerable aumentando decisivamente antes de ser siquiera detectados e informados, especialmente cuando el edificio no esta protegido por sistemas de alarmas automáticas o de supresión de incendios.

A menudo tales incendios son recién descubiertos cuando alguien vuelve al edificio o debido a los escapes de humo a través de las ventanas y el techo. En dichos casos el personal de bomberos que se presenta en el lugar sólo puede utilizar un ataque defensivo. La situación es verdaderamente diferente en centros de congregación ocupados en los que un incendio representa la posibilidad de un incidente fatal de gran magnitud y por tal razón la primera consideración del comandante del incidente al tener que determinar la estrategia de incendio y sus tácticas para tal situación debe ser siempre la seguridad de vida.

La historia demuestra que la táctica más efectiva para salvaguardar la vida es la extinción del fuego y la manera más efectiva de hacerlo es utilizando los sistemas de rociadores automáticos. Los incendios catastróficos simplemente no tienen lugar en los edificios que cuentan con dichos dispositivos.

Seguridad Contra Incendios

Como todos sabemos, en cuestión de incendios no sé tiene una segunda oportunidad, por eso son tan importante los trabajos previos que se  realicen en función de la Prevención.


Los incendios, relacionados con el ámbito del trabajo o del esparcimiento han causado la muerte de cientos de personas y lesionado un sin número de otras. Sin embargo muchos de estas muertes podrían haberse evitado, si se hubieran tomado los recaudos necesarios en cuanto a instalaciones denominadas de protección activa (Extintores, mangueras de incendio, hidrantes, etc.) y se tomara en cuenta factores tales como la resistencia o estabilidad y la reacción al fuego de los materiales  utilizados, lo que se conoce como protección pasiva, o sea las acciones que podemos realizar, encaminadas a mejorar el comportamiento de dichos materiales frente al fuego.

Con respecto a la protección pasiva, es mucho lo que se puede hacer para mejorar la performance de una obra frente a un incendio. Le proponemos un simple ejercicio: Observe a su alrededor y determine que tipo de materiales lo rodean: Paredes, puertas, ventanas, cielo raso, equipos de iluminación, sillas, escritorios, archivos, alfombras, estanterías, etc. ¿Cuántos de estos materiales son inflamables?  ¿Lo pensó alguna vez? Queremos comentarle también algunos datos de interés para evaluar:

Según estudios realizados por especialistas Suizos en un ambiente con materiales tradicionales el gradiente de temperaturas una ves iniciado un incendio es el siguiente:

EN 5 MINUTOS LA TEMPERATURA  ASCIENDE A  550 oC

EN 10 MINUTOS LA TEMPERATURA ASCIENDE A 720 oC

EN 30 MINUTOS LA TEMPERATURA ASCIENDE A 830 oC

EN 60 MINUTOS LA TEMPERATURA ASCIENDE A 1000 oC

Estos gradientes son estimados y varían de acuerdo a factores tales como:

a) Conductividad de los elementos que intervienen

b) Características endotérmicas y exotérmicas

c) Calor específico de los mismos

d) Temperatura ambiental

e) Ventilación

f) Grado de inflamabilidad

Encuentra todo el asesoriamiento para la adquisición de equipos contraincendio en Extintores Celta.

El desafío primordial para salvaguardar la vida

Aunque los incendios en centros de reunión desocupados representan un riesgo mínimo para la seguridad de la vida, estos pueden terminar provocando una pérdida material considerable aumentando decisivamente antes de ser siquiera detectados e informados, especialmente cuando el edificio no esta protegido por sistemas de alarmas automáticas o de supresión de incendios.

A menudo tales incendios son recién descubiertos cuando alguien vuelve al edificio o debido a los escapes de humo a través de las ventanas y el techo. En dichos casos el personal de bomberos que se presenta en el lugar sólo puede utilizar un ataque defensivo. La situación es verdaderamente diferente en centros de congregación ocupados en los que un incendio representa la posibilidad de un incidente fatal de gran magnitud y por tal razón la primera consideración del comandante del incidente al tener que determinar la estrategia de incendio y sus tácticas para tal situación debe ser siempre la seguridad de vida.

La historia demuestra que la táctica más efectiva para salvaguardar la vida es la extinción del fuego y la manera más efectiva de hacerlo es utilizando los sistemas de rociadores automáticos. Los incendios catastróficos simplemente no tienen lugar en los edificios que cuentan con dichos dispositivos.

Si un incendio en un edificio de reunión que no cuenta con rociadores automáticos puede ser extinguido rápidamente, la amenaza de vida desaparece en forma inmediata. Aún así un estudio sobre dichos incendios muestra que las alarmas accionadas con demora y otros factores a menudo provocan que el departamento contraincendio llegue cuando el incendio ya se ha extendido haciendo imposible sofocarlo rápidamente. Esto representa para el personal de incendio un serio problema que involucra a los ocupantes del edificio.

Cuando mucha gente está tratando de escapar, los bomberos deben tener en cuenta la posibilidad de utilizar mangueras de agua para proteger los senderos de escape y explotar tácticas que permitan que los ocupantes salgan de edificio y lleguen lo más lejos posible de la zona de peligro.

Los informes, las fotografías y videos de incendios que muestran evacuaciones en gran escala revelan que la gente generalmente llega a la salida de escape y luego se congrega fuera de dicha salida. Este comportamiento retraza el proceso de evacuación y pone a los evacuados bajo riesgo de lesiones o muerte por caída de vidrios y todo tipo de escombros. También entorpece los esfuerzos de los bomberos en su ataque y es por este y los demás motivos que es esencial que los evacuados se dirijan lo más lejos posible de la salida de escape. La importancia de ubicar a los evacuados en zonas de seguridad designadas a priori debe ser remarcada durante el proceso de entrenamiento y los simulacros de evacuación.

Cuando el personal es limitado, las fuerzas policiales, empleados y otras personas confiables pueden ser asignados a esta tarea, lo que quedará a juicio del comandante del incidente. Así mismo, la tarea de ocuparse de los ocupantes del edificio en llamas amontonados en la salida de emergencia es una tarea que deben realizar los bomberos dado que ellos poseen mangueras para protegerlos en caso de amenaza de fuego en dicha zona, como así también son ellos los que pueden aumentar el tamaño o número de salidas de emergencia en dichos edificios. Los departamentos contraincendio poseen una variedad de herramientas de asalto que pueden utilizarse para agrandar las salidas de emergencias o salidas alternativas como en el caso de las ventanas.

Las salidas de escape alternativas deben considerarse como último recurso dado que ellas pueden acarrear consecuencias no previstas, por ejemplo el abrirse camino a través de componentes estructurales puede comprometer la integridad estructural del edificio o provocar que el incendio se extienda a otras áreas no involucradas al generar un paso. Por otro lado cuando esto es practicado correctamente, los pasos alternativos pueden utilizarse para dirigir el humo y los gases tóxicos fuera de las áreas ocupadas por los ocupantes o más allá de las salidas de egreso. Los estudios revelan que las personas que no están familiarizadas con un lugar generalmente tratan de abandonar el edificio utilizando la misma zona por la que ingresaron y este es el motivo por el que la mayoría de los códigos de construcción requieren que la entrada principal de un lugar de reunión permita que el 50 por ciento de los concurrentes puedan abandonar el edificio por dicha área.

Los códigos también requieren múltiples y lejanos medios de escape en edificios para reunión. Esto como una consideración táctica significa que las salidas alternativas y más lejanas son generalmente poco utilizadas de modo que los bomberos puedan salvar vidas al considerarlas. La gente necesita liderazgo durante una emergencia y son los bomberos los que deben proveerlo.

Siempre que sea posible, al enfrentar un incendio en un edificio de reunión con ocupantes dentro, los bomberos deberán aplicar los procedimientos operativos normativos y las tácticas habituales. Aún así, y en caso de ser necesario ellos deberán estar preparados para utilizar tácticas extraordinarias que les permitan obtener tres objetivos principales: el salvaguardar la vida, la extinción del fuego, y la conservación de la propiedad.

Puedes encontrar todo el asesoriamiento para obtener equipos contraincendio en Extintores Celta.

Los primeros minutos de un incendio

Los incendios son probablemente una de las tragedias más temidas por la sociedad y por las familias en particular. Un incendio no solo implica  pérdidas económicas, sino que provoca secuelas de dolor y en muchos casos la muerte.

La sociedad se dedica diariamente a perseguir el bienestar económico que se piensa es lo óptimo para los seres queridos. Desde muy temprano el jefe de hogar concurre a sus labores diarias de trabajo. En una gran mayoría de los hogares deben trabajar ambos padres y sus hijos  niños o jóvenes deben permanecer al cuidado de terceras personas o valerse por si mismos.

Es allí donde podemos afirmar que no existe una conciencia preventiva contra los riesgos inminentes de incendios que en la mayoría de los casos son producidos de manera accidental directamente por los seres humanos.
La inflamación de aceites en la cocina, fuegos originados por juegos con fósforos, combustión de por acercamiento de fuentes de calor a cortinas, alfombras y ropas, por radiación de calor de estufas y/o chimeneas, inflamación de estufas a gas o parafina, sobrecargas de circuitos eléctricos, inflamación de bencina desde la manguera del carburador del auto, volcamiento de velas o inciensos, inflamación de papeles, cartones, maderas,… y la lista podría seguir casi indefinidamente.

A pesar de estos  riesgos, pocas personas  tienen un extintor o un supresor de fuego en su casa, y pocos conocen las ventajas y desventajas de estos elementos de seguridad.

¿Por qué ocurre esto?, Quizás, porque creemos que a nosotros nunca nos va a alcanzar una tragedia de este tipo, confiamos en que siempre le ocurrirá a los demás, sin considerar que cada uno de  nosotros somos el demás de los demás. En definitiva, tenemos que admitirlo, nos falta mucho para obtener una Conciencia Preventiva.

Según estudios de especialistas en la química del fuego, éste se puede manejar o controlar fácilmente durante los primeros 12 segundos desde su inicio, y este es el período en que el afectado puede efectuar alguna acción por sí mismo para combatirlo y/o escapar ileso. A medida que transcurre el tiempo el fuego se va  transformando en un enemigo cada vez más hostil por lo que los medios para combatirlo deben ser más invasivos o destructivos. Bomberos en muchos casos acuden y actúan cuando el siniestro está totalmente declarado, ya que el tiempo de respuesta por las distancias no les permite actuar durante los primeros segundos del mismo. También es importante considerar que bomberos no cuenta con todos los elementos necesarios para circunscribir el fuego en un tiempo menor que utilizando solamente agua.

Encuentra todo el asesoramiento para la prevención y equipos contraincendios en Extintores Celta.