Archivos de la categoría Incendios

Inspección de Trabajo culpa a Repsol del accidente en el que murió un obrero

El accidente ocurrido en la refinería coruñesa de Repsol que causó la muerte de un trabajador y heridas graves a otro fue causado por un incumplimiento de las medidas de seguridad, según el informe elaborado por Inspección de Trabajo, que considera que la empresa cometió una infracción grave en su grado máximo. La legislación española establece que la empresa podrá ser sancionada por estos hechos con una multa de 15.000 a 30.000 euros. 

La investigación admite las tesis expuestas por la firma Foster Wheeler, fabricante de la planta de coque en la que sucedió la explosión, y atribuye su origen al contacto entre una chispa de los trabajos de soldadura que llevaban a cabo los operarios y los gases que se generan en el interior de la cámara donde se obtiene el carbón de coque.

El documento señala que el procedimiento de trabajo que desarrollaban las dos víctimas del siniestro “no era correcto”, así como que había sido impuesto por Repsol y que se cumplió en su totalidad, por lo que la responsabilidad del accidente corresponde a esta empresa pese a que los trabajadores prestaban sus servicios en Talleres Mecánicos del Sur (Tamesur), contratada de forma habitual por la refinería coruñesa para realizar tareas de mantenimiento.

De acuerdo con las indicaciones de los responsables de Repsol, ambos empleados procedieron a reparar una pieza de la planta en la que se separa el petróleo crudo del coque, para lo que es necesaria la utilización de un equipo de soldadura. Con el fin de evitar el contacto entre las chispas que se producen en esta actividad y los gases de la cámara que contiene el carbón, colocaron una manta ignífuga, siempre bajo la supervisión del personal de la refinería.

Para Inspección de Trabajo, ese material aislante puede ser considerado “una medida preventiva complementaria, pero no suficiente, como la experiencia del accidente ha demostrado”. El organismo hace suyas las conclusiones del estudio elaborado por Repsol acerca del siniestro, del que destaca que ofrece numerosos datos técnicos sobre el comportamiento de la planta de coque y que ha sido confeccionado por “personal altamente cualificado” de varias factorías de este grupo industrial y avalado por el propio fabricante de la instalación en la que ocurrió la explosión.

Foster Wheeler llegó incluso a enviar a expertos en estas plantas desde su sede central en Estados Unidos y que visitaron el lugar del accidente entre el 30 de abril y el 5 de mayo. Para la Inspección, la “avalancha de datos técnicos y la rigurosidad con que se ofrecen” obligan a “dar por bueno y aceptar el informe de Repsol”, en el que se estima que la fuente de ignición que causó la explosión estuvo situada fuera de la cámara donde se halla el carbón, por lo que considera que se trató de las chispas de la soldadura, que habrían logrado entrar “por algún fallo de las medidas preventivas que se venían tomando”.

A lo largo del informe se detalla que uno de los técnicos de Repsol comprobó la inexistencia de gases y vapores en la zona donde ocurrió el accidente antes de que los empleados de Tamesur comenzaran a soldar y que posteriormente colocó las mantas ignífugas mojadas para evitar la propagación de las chispas. Un técnico de la subcontratada supervisó el trabajo de los soldadores y bajó del lugar en un ascensor, momento en el que escuchó un “estruendo” y gritos en los que se pedía auxilio.

Al llegar al punto donde sucedió la explosión, se encontró a Juan Carlos Sousa Negreira y José Luis Suárez Sande “desnudos, negros y quemados”, por lo que los bajó en el ascensor y los remojó en la ducha de emergencia de las instalaciones. Los relatos de los testigos hacen concluir a Inspección de Trabajo que en el interior de la cámara hubo una “gran deflagración” que arrojó fuego por la boca del recinto y que afectó a los trabajadores.

Los inspectores visitaron el 20 de abril el Hospital Universitario, donde los doctores que atendieron a los heridos coincidieron en descartar que las lesiones fueran causadas por vapor y las atribuyeron al fuego, lo que corroboró una médica que los atendió en el primer momento, que aseguró que uno de los trabajadores dijo que se habían “visto envueltos en una nube de fuego”.

José Luis Suárez, quien consiguió restablecerse de las quemaduras y fue dado de alta, fue entrevistado el 14 de mayo por los investigadores, a quienes explicó que la deflagración ocurrió poco después de terminar una soldadura, un trabajo que había realizado en el mismo lugar muchas veces, por lo que ignoraba la causa del accidente.

Siete quemados e intoxicados por un incendio en Ourense

Los agentes del equipo de la Policía Científica de la comisaría de Ourense investigan las causas de un incendio registrado poco después de la medianoche del domingo en el primer piso del portal número 2 de la calle Ramón Piñeiro, en la capital ourensana, que obligó a desalojar a treinta vecinos. El suceso se saldó con siete personas quemadas o con síntomas de intoxicación, entre los que se encuentran un matrimonio y su hijo de 7 años que viven en el piso afectado.

Todo apunta a que el fuego se originó de forma accidental en el salón de la vivienda. Los bomberos enviaron tres vehículos y accedieron al piso por el salón mediante una escalera.

Para entonces, muchos vecinos ya se habían movilizado y abandonado sus viviendas alarmados por el intenso humo. Algunos oyeron ruidos en el edificio y salieron a la escalera. El humo se extendió rápidamente por todo el edificio y quienes no bajaron por su propio pie lo hicieron ayudados por agentes de la Policía Nacional que acudieron al lugar tras recibir el aviso, a las doce y diez de la noche.

Al llegar al lugar, los bomberos comprobaron que dentro de la vivienda afectada había una gran cantidad de bolsas con prendas textiles, apiladas por las habitaciones de la casa y esparcidas también por el salón. Fue precisamente la presencia de esas ropas lo que hizo que el humo se extendiese rápidamente por el edificio, si bien las llamas solo calcinaron el salón y no se propagaron al resto de la casa ni tampoco a otras viviendas.

Después de dos horas en la calle pudieron regresar a sus casas la mayor parte de los vecinos. Varios de los trasladados tenían síntomas leves de intoxicación e incluso ataques de ansiedad, por lo que fueron dados de alta en los momentos posteriores. Dos de los inquilinos tenían quemaduras leves.

Botiquines quemados

Muere un niño de tres años en un incendio en una vivienda de La Puebla de Cazalla

Un niño de menos de tres años de edad ha fallecido este domingo en unincendio producido en una vivienda de la localidad sevillana de La Puebla de Cazalla. El fuego se declaró en el salón de la vivienda, poco antes del mediodía. Numerosas llamadas alertaban al 112 de que se había declarado el incendio en el número 36b de la calle Marchena de esta localidad, en pleno centro.

En el momento del incendio se encontraban en la vivienda una madre con sus dos hijos menores de edad, una niña de cuatro meses y el niño de cerca de tres años, según fuentes policiales.

Cuando se declaró el fuego, la madre se encontraba en la planta superior del domicilio, junto con el bebé, mientras que el niño había ido momentáneamente a la planta de abajo. La mujer, al percatarse de las llamas, pudo salvar a la pequeña, pero no consiguió sacar al niño. La madre ha tenido que ser atendida por una grave crisis de ansiedad.

Las causas que han originado el incendio, que ha afectado únicamente a esta vivienda unifamiliar y que ya ha sido extinguido, no han trascendido por el momento. Asimismo, se espera que acuda al lugar el médico forense para confirmar las causas de la muerte del menor.

La Guardia Civil baraja como hipótesis, por las primeras pruebas recogidas, que el fuego podría haberse originado por la combustión de una prenda textil o ropa de la camilla sobre una estufa eléctrica. Los bomberos no creen que haya sido por un cortocircuito, dada la reciente construcción del edificio, de apenas dos años, lo que hace presuponer que la instalación eléctrica es correcta.

Los primeros en socorrer la vivienda fueron los vecinos, que intentaron apagar el fuego con cubos de agua. Después llegaron la Policía Local y la Guardia Civil, pero las llamas bloqueaban la puerta de entrada. El pequeño se había refugiado en un rincón de la habitación en la que se produjo el fuego. Los agentes no fueron capaces de localizarlo hasta que el fuego quedó extinguido y el niño era ya cadáver.

Camilla funeraria

Laprida: Una menor muere y su primo resulta herido tras incendio

Una nena de 3 años murió y su primo de 4 se encuentra internado con diversas quemaduras en momentos en que se encontraban solos en el interior de un automóvil que se incendió y que estaba estacionado en la puerta de una vivienda de la localidad bonaerense de Laprida, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió ayer cuando los dos menores estaban jugando en el interior de un Peugueot 504 estacionado en la puerta de la vivienda de los padres del chico, ubicada en la calle Yrigoyen y Lavalle de la localidad de Laprida, ubicada a 240 kilómetros al noreste de Bahía Blanca.

Fuentes policiales informaron hoy a Télam que “efectivos que recorrían la zona en un móvil observaron que del interior del Peugueot comenzó a salir humo y que de su interior sintieron el pedido de auxilio y gritos”.

Fue entonces que los policías comprobaron que entre el humo y el fuego había dos menores de edad, por lo que procedieron a rescatarlos luego de forzar una de las puertas.

Debido a la situación acudieron además dotaciones del cuartel de bomberos voluntarios de Laprida junto con personal médico.

“Los menores, una nena de 3 años y un varón de 4, presentaban diversas quemaduras en el rostro y en el cuerpo por lo que tras ser compensados en un centro asistencial local fueron derivados al Hospital Interzonal de Agudos José Penna de Bahía Blanca”, agregaron.

Las fuentes indicaron que “pasadas las 20 de ayer se notificó desde el hospital de Bahía Blaca la muerte de la menor de 3 años en tanto que el otro de 4 permanece internado en estado reservado”.

En tanto, desde el Hospital Interzonal “José Penna” se indicó que “el menor de 4 años ingresó con quemaduras en la cara y en el cuerpo entre el 15 y el 20 por ciento, se encuentra con respirador artificial y podría ser derivado al Hospital Garraham de la Capital Federal”.

Los investigadores trataban de determinar los motivos por los cuales los dos menores se encontraban solos en el interior del automóvil y al momento del incendio.

En el marco de la causa los bomberos voluntarios y de la comisaría local realizaban las pericias correspondientes para determinar las causas que originaron el fuego en el rodado.

Este trágico episodio conmocionó a los 10.000 habitantes de la pequeña localidad de Laprida, distante a 500 kilómetros de la Capital Federal y a otros 240 de Bahía Blanca.

Tomó intervención en el hecho el fiscal en turno de Olavarría, departamento Judicial de Azul quien caratuló la causa como “incendio y lesiones”.

Relacionados: tensiómetro pediátricoinmovilizaciónespirómetroférulas.

 

Madrid: Incendio en un restaurante en Serranillos del Valle

Un total de dos horas invirtieron anoche los bomberos de la Comunidad de Madrid en extinguir totalmente el incendio declarado en la cocina de un restaurante de Serranillos del Valle, siniestro en el que el cocinero resultó con quemaduras en las manos.

Los profesionales también apagaron un colchón que ardió en el interior de una casa de Villa del Prado y rescataron a una excursionista, que se lesionó cuando transitaba por Rascafría.

El incendio se originó a las nueve de la noche en la cocina de un restaurante de Serranillos del Valle. Las llamas y las calorías destruyeron la campana y un extractor de humos. El resto del local y la casa que se encuentra sobre él se vieron afectadas por el humo.

El cocinero del negocio hostelero sufrió quemaduras leves en las manos debido a las salpicaduras del aceite hirviendo. El servicio fue realizado por efectivos del parque de la Comunidad de Madrid en Parla, que desplazaron una autobomba y una escala automática para apagar el fuego.

Los bomberos también apagaron el incendio de una vivienda de una planta en Villa del Prado. El siniestro se originó en un colchón y fue extinguido rápidamente. Los profesionales ventilaron la estancia. No se produjeron heridos. La intervención fue realizada por efectivos de los parques de la Comunidad de Madrid en Aldea del Fresno y San Martín de Valdeiglesias, que invirtieron 40 minutos en todo el servicio y utilizaron dos autobombas y una escala automática.

Miembros del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) rescataron ayer a una mujer que se había lesionado en un tobillo, cuando transitaba por las proximidades de la Laguna de Peñalara. La lesionada fue atendida en el lugar por los bomberos, que le colocaron una férula y le pusieron hielo. Posteriormente fue traslada hasta el aparcamiento de Cotos con el helicóptero de coordinación.

Otra intervención de los bomberos tuvo lugar en el km. 10 de la M-503, en el término municipal de Majadahonda, donde se produjo la colisión de una furgoneta y un turismo. Los profesionales tomaron medidas de seguridadsobre los vehículos y sanearon la zona. Uno de los conductores se quejaba de un leve dolor en el cuello. El servicio fue realizado por efectivos del parque de la Comunidad de Madrid en Las Rozas.

El Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, gestionado por la Consejería de Presidencia y Justicia, atendió en la jornada de ayer un total de 64 avisos de emergencia. De ellos, 17 fueron gestionados directamente por el Centro de Coordinación Operativa (CECOP). En los 47 restantes fue necesaria la intervención de distintas unidades de bomberos.

Relacionados: aro salvavidasoxigenoterapiarespirador portátilsilla evac chair.