Alternativa para evitar muertes por errores médicos

En Estados Unidos se producen más de 100 mil muertes atribuibles a errores médicos, según un estudio del Committee on Quality of Health Care in América del Instituto de Medicina en ese país.

Para evitar estos problemas se han impulsado en algunas facultades centros de simulación clínica para capacitar a los estudiantes en la atención de los pacientes.

La Universidad Mayor ha desarrollado un Centro de Simulación Clínica que incluye tecnología de puntaque lo convierte en el más innovador de Chile.

Con 300 metros cuadrados y una inversión cercana a los 550 millones de pesos, el centro que atiende a más de 4 mil alumnos de pre y posgrado de 10  carreras del área de la salud, cuenta con 11 salas, que incluyen salas de urgencia, pabellón neonatología y unidad de hospitalizados. La unidad fue inaugurada en el Campus Huechuraba de esta casa de estudios.

ÚLTIMA GENERACIÓN

Las instalaciones de esta moderna unidad están equipadas con tecnología de última generación, comosistemas de audio-video y salas espejos que permiten el seguimiento de las atenciones y las evaluaciones posteriores al desempeño de los estudiantes.

El departamento cuenta con la infraestructura y equipamiento necesario para realizar las prácticas médicas. Es decir, está equipado camas, camilla de reconocimiento, carros de paros, electrocardiogramas, monitores y bombas de infusión y aspiración, entre otros elementos, que permiten ejercicios de simulación con alta fidelidad

El recinto comprende un simulador clínico de última generación llamado SimMan 3G, que habla, vomita, llora, suda, tiene respuestas fisiológicas si le administran un medicamento y puede recibir órdenes de un instructor para reaccionar de acuerdo al escenario que se necesita recrear.

ATENCIONES

Marlova Silva, coordinadora del proyecto y secretaria de la Asociación Latinoamericana de Simulación Clínica (Alasic) y de la Sociedad Chilena de Simulación Clínica, explica que este centro atiende a estudiantes de las Facultades de Medicina y Odontología de la Universidad Mayor, desde 1° año en adelante.

 “En un principio –añade- los estudiantes aprenden habilidades básicas, como entubar o puncionar, por ejemplo. Poco a poco, y a medida que avanzan en el currículum, los estudiantes se ven enfrentados a escenarios más complejos donde deben enfrentar situaciones como paros, atención a politraumatizados, entre otros casos, donde deben integrar todas las competencias, al mismo tiempo que aprenden a trabajar en equipo”-

Este tipo de metodología permite además un aprendizaje continuo, mejora la práctica, el manejo de las habilidades comunicativas y la capacidad de razonamiento y análisis crítico y autocrítico en el estudiante, detalla.

El docente pasa a jugar un rol de facilitador. “Esta es una metodología muy activa donde los estudiantes se enfrentan a situaciones de estrés muy parecidas a las que se viven a diario en una institución de salud. Por ello, el rol académico es lograr que los estudiantes desarrollen sus habilidades, aprendan a ejercer liderazgos y a manejar crisis”.

Los estudiantes revisan acompañados de sus profesores cómo reaccionaron frente a la emergencia y cómo la manejaron, lo que se denomina  debriefing.

“Esta herramienta facilita un proceso reflexivo en el estudiante que termina en un aprendizaje significativo sobre sus propios recursos para articularlos mejor, optimizarlos o cambiarlos. Además, permite corregir debilidades, fortalecer puntos fuertes, enfrentar situaciones nuevas y transferir experiencia”, indica Marlova Silva.

Las simulaciones son grabadas por una de las 9 cámaras que tiene este departamento. Esto permite que los alumnos revisen acompañados de sus profesores cómo reaccionaron frente a la emergencia y cómo la manejaron, lo que se denomina  debriefing.

PERFECCIONAMIENTO

Marlova Silva explica que un centro de este tipo puede ser de gran ayuda para el perfeccionamiento de equipos de salud de hospitales, clínicas y centros de salud. Por lo que tienen sus puertas abiertas para recibir equipos de salud que quieran trabajar y perfeccionar técnicas, procedimientos o protocolos en este lugar.

Esta unidad es uno de los 8 centros de entrenamiento internacional de la American Heart Association, presentes en Chile, cuya principal misión es reducir la muerte e incapacidad causada por emergencias cardíacas, respiratorias y ataques cerebrales alrededor del mundo.

“Nuestro centro posee el equipo técnico de entrenamiento y las instalaciones necesarias para dictar estos cursos, pudiendo certificar a través de la AHA a quienes participen de ellos. Este es un gran reconocimiento internacional para nosotros”, señala la académica.

Asegura que si bien la simulación clínica no reemplaza a la práctica profesional, logra preparar al alumno para atender de la manera más competente posible al paciente.

Deja un comentario